El presidente de Hostelería de España, Jose Luis Yzuel, ha señalado este jueves que los hosteleros ven «la luz al final del túnel» con el fin de las restricciones por la COVID-19, aunque ha advertido que eso no va a arreglar todo lo anterior porque el sector llega con «heridas y cornadas de doble trayectoria». «Estamos esperanzados de que esto dentro de poco sea un mal sueño, que se acaben las restricciones que nos han arruinado y que el sector se recupere», ha afirmado Yzuel, en una rueda de prensa en Santander, en la que ha hecho balance de este año.

Junto al secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Ramón Estalella, y el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), Ángel Cuevas, José Luis Yzuel ha apuntado que, entre los «problemas» del sector de cara al futuro, están la amortización de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), la contratación de empleados o la movilidad internacional.

Yzuel cree que ante esta «desastrosa situación, sólo se puede mejorar», después de que, a su juicio, las restricciones adoptadas por los distintos gobiernos autonómicos han sido «arbitrarias».

Un momento de la rueda de prensa.

«Arruinar la hostelería no ha servido de nada», ha opinado, afeando su «talibanismo» a los consejeros de Sanidad y su «dejación» a los presidentes regionales

El presidente de los hosteleros ha reclamado «poder trabajar» y «que se acaben las limitaciones de una vez», aunque ha advertido de que eso «no significa que se vaya a arreglar» su situación porque problemas que ya existían se han agravado, como la contratación.

En este sentido, ha apostado por trabajar para «prestigiar» el empleo de la hostelería, recalcando la necesidad de incorporar «gente como sea y de donde sea».

Yzuel ha valorado, además, que «en casi toda» España el turismo de interior «está tirando del carro». «El español quiere recuperar el tiempo perdido», ha incidido.

«Vamos a volver a ser el país envidia del mundo. Somos un destino muy atractivo, seguro, recomendable y donde mejor se lo pasa la gente», ha recalcado

El 18 % de los hoteles cerrados

Por su parte, el secretario general de CEHAT también ha apuntado al problema de la movilidad internacional, puesto que en algunos territorios de España el turismo extranjero supone el 90% de la facturación.

Respecto a 2019, el turismo extranjero ha caído un 75%. «Es dramático», ha lamentado. Además, un 18% de la planta hotelera de España permanece cerrada desde el comienzo de la pandemia.

Estalella también ha apostado por desestacionalizar el turismo porque «hace falta una continuidad en el negocio» y porque la deuda a corto plazo se pueda pasar al medio o largo para evitar problemas de solvencia «en muchas empresas»

Y ha pedido luchar contra los alojamientos ilegales y que se suavicen la normativa de sostenibilidad que se están planteando para el sector porque «llega un momento en el que es imposible de cumplir». «El cielo se vuelve a abrir, pero hay deberes», ha dicho.

Recuperación paulatina

Por su parte, Ángel Cuevas ha manifestado que el final del verano y principios de septiembre han sido positivos y se ha podido “reanimar la actividad” de algunos locales después de meses en pausa.

No obstante, ha subrayado que no todo ha sido tan sencillo, de hecho, “el negocio que mejor ha trabajado facturó un 25% menos que el pasado 2019, cifras dolorosas para un sector que sigue muy afectado”

El ocio nocturno continúa siendo el más damnificado contando con unas pérdidas que rondan su totalidad (100%), sin grandes ayudas para poder impulsarlo y con muchos interrogantes al respecto. De cara al futuro, el presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria se ha mostrado optimista, al manifestar que “se avecinan tiempos con una recuperación paulatina en la que se logrará una nueva normalidad”.